Carrot cake (¡Que viva la zanahoria!)

Yo soy de las que se pega con algunos ingredientes: champiñones y el mundo lleno de recetas de champiñones. Ahora la zanahoria es una de mis mejores amigas, porque es tan versátil que paso de las croquetas a un carrot cake para chuparse los dedos.

Ahí va la receta del carrot cake, espero que les guste y les quede rico, pueden hacerlo con o sin el frosting, pero yo encuentro que le da todo un toque esa crema exquisita de vainilla.

Ingredientes:

Para el “cake”

  • 115 gr. Mantequilla (1 pan)
  • 200 gr azúcar
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 2 o 3 huevos (2 si son grandes, 3 si son chicos)
  • 4 zanahorias ralladas
  • 150 gr nueces
  • 250 gr harina (un poco más de una taza de té)
  • 3 cucharaditas de polvos de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1/2 taza de leche
  • Aceite vegetal

La pastelería tiene mucha ciencia, pero acá la única ciencia está en seguir el siguiente orden.

Paso a Paso

  1. Rallamos la zanahoria, y de pasada podemos rallar cáscara de un limón para darle un toque. Picamos las nueces y reservamos todo hasta el minuto de usarlo.
  2. En un bowl agregamos la mantequilla a temperatura ambiente, canela, jengibre, vainilla, azúcar, huevos y leche. Batimos hasta unir todos los ingredientes.
  3. Agregamos la sal y las 3 cucharaditas de polvos de hornear. Mezclamos.
  4. De a poco vamos incorporando la  harina, revolviendo e integrando. Luego agregamos la zanahoria rallada y las nueces.
  5. Si piensas que la mezcla está muy espesa, le podemos agregar un poco de aceite vegetal o más leche. Recomiendo el aceite en este caso que le da una textura increíble al queque.

El molde es ultra importante, yo lo hice en molde de queque,  que tiene sus pro y sus contra. El pro es que queda muy lindo, el contra, se demora mucho en estar listo, por eso recomiendo molde de kuchen, o algo más ancho que alto. Si no me explico bien, me pregunta a qué me refiero y le mando una foto.

  1. Enharinamos el molde para que nos se nos pegue. ¿El secreto? una capa de aceite y una capa de harina. Botamos el exceso.
  2. Vamos al horno, precalentado 15 minutos a 180°, por 1 hora y media (o más), siempre depende de su horno. Si es muy power, podemos ir con un palito de madera o cuchillo viendo la cocción del queque, cuando el palito sale limpio, estamos listos.
  3. Dejamos enfriar para desmoldar, así no se nos rompe, porque para que quede mucho más lindo, tenemos que cortar por la mitad.

El proceso de cocción es lento y no se asuste si queda muy mojado por dentro, porque la zanahoria tiene mucho líquido y la idea del carrot cake es que quede mojadito.

  1. Un vez frío y cortado, vamos a rellenar y cubrir con el frosting respectivo.

Para el frosting

  • 1 pan de queso crema
  • 1/2 pan de mantequilla
  • 250 gr azúcar flor
  • 1 cucharadita de vainilla
  • nueces a gusto

Necesitamos un batidor, ojalá eléctrico. Mezclamos primero el queso crema con la mantequilla y vainilla, y de a poco vamos agregando el azúcar flor. Se va ir formando una crema espesa, fácil de manguear. Al final las nueces. Llevamos al refrigerador unos minutos.

El armado

Tenemos el carrot cake listo y frío. Lo cortamos por la mitad y cubrimos en el centro con una capa de frosting. Tapamos y cubrimos nuevamente por encima con lo que queda de crema.

No es difícil, toma tiempo, pero queda muy muy rico.

20131205-163307.jpg

20131205-163320.jpg

20131205-163330.jpg

20131205-163341.jpg

20131205-163350.jpg

20131205-163402.jpg

Anuncios

Comenta en El Recetario de Dul

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s